Reparación y Protección del Hormigón

Reparación y Protección del Hormigón

 

Rodriguez Ros tiene implantados los principios de reparación y protección del hormigón armado en el seno de su organización mediante una formación adecuada de sus componentes. Rodriguez Ros en aplicador aprobado Sika para la reparación y protección del hormigón. Los tipos de daños y las principales causas de éstos son bien conocidos, y se han establecido los métodos para la correcta reparación y protección los cuales se exponen en los 11 Principios en la norma UNE-EN 1504, parte 9. Esto permite a los técnicos de Rodriguez Ros la correcta reparación y protección de todos los daños potenciales que surgen en las estructuras de hormigón armadas. Los Principios del 1 al 6 definen los defectos en el propio hormigón; los Principios del 7 al 11 definen los daños debidos a la corrosión de armaduras. La Unión Europea introdujo la Norma UNE-EN 1504 de obligado cumplimiento el 1 de Enero del 2009, y Rodriguez Ros ha seguido las directrices exigidas en dicha norma. Estas Normas definen los trabajos de evaluación y diagnóstico requeridos, los productos necesarios y los sistemas incluyendo su comportamiento, los procedimientos alternativos y métodos de aplicación, junto con el control de calidad de los materiales y los trabajos.

Rodriguez Ros aplica los siguientes productos y sistemas para la reparación y protección del hormigón: Sikatop Armatec 110 Epocem (revestimiento anticorrosión), Sika Monotop 910 S (Revestimiento de adherencia y protección de armaduras),  Sika Monotop 211 FG (clase R2, de fraguado rápido con inhibidor de la corrosión), Sika Monotop 612/618 (mortero estructural clase R3),  SikaTop 122 (mortero de reparación estructural, clase R4), Sika Monotop 412 SFG (mortero estructural clase R4, con inhibidor de la corrosión), Sikadur 41 CF / 43 (mortero epoxi), SikaTop 209 ES (mortero impermeable, frena carbonatación y aguanta presión positiva y negativa), tecnología Epocem, revestimientos Sikaguard, etc.

 

Rodriguez Ros sigue las siguientes directrices para la reparación del hormigón:
1. Análisis de la estructura del hormigón

Análisis de la estructura del hormigón: Rodriguez Ros realiza una auscultación mediante evaluación de los daños existentes. En la evaluación del estado y del comportamiento resistente de una estructura, Rodriguez Ros realiza una minuciosa observación y diagnosis de los daños existentes:

  • Estado de fisuración.
  • Degradación de los materiales: carbonatación, ataques químicos, sedimentos, eflorescencias, etc.
  • Corrosión, coqueras.
  • Anomalías: apoyos, juntas, deformaciones excesivas

Se utiliza varias técnicas para el análisis: Índice esclerométrico o índice de rebote UNE 83-307-86. Velocidad de paso de ultrasonidos UNE 83-308-86. Ensayo de arrancamiento (Pull-off test). Para poder aplicar un proceso de reparación superficial, el valor medio de los resultados obtenidos de este ensayo deberán ser superiores a 1,5 N/mm2.

Para determinar el índice de carbonatación del hormigón de acuerdo con la recomendación RILEM CPC18, se procede a un ensayo de la profundidad de la carbonatación mediante la pulverización de una superficie de fractura del hormigón in-situ, con una disolución del 1% de fenolftaleína en alcohol etílico al 70%. La zona del hormigón no carbonatado, con ph elevados, sufre un viraje de su color apareciendo una tonalidad magenta muy visible. Por lo que la zona carbonatada se puede detectar como aquella zona que, tras la pulverización, permanece con un color invariable. El viraje se produce para ph inferiores a 9,2.

2. Diagnosticar causas del deterioro

Ataque mecánico (Impactos, sobrecargas, movimientos, vibraciones, terremotos, explosiones…). Ataque químico (Reacciones alcali-áridos, exposición química agresiva, acciones biológicas y bacteriológicas, eflorescencias y filtraciones…). Ataque físico (acción hielo-deshielo, cambios térmicos, cristalización de sales, retracción, erosión, abrasión y desgaste…).

3. Opciones y objeto de la reparación

Recálculo de la capacidad estructural, posiblemente dirigido a la disminución de la función de la estructura de hormigón. Prevención o reducción del deterioro futuro, sin mejorar la estructura de hormigón. Mejora, refuerzo o limpieza parcial o total de la estructura de hormigón. Reconstrucción total o parcial de la estructura de hormigón. Demolición parcial o total de la estructura de hormigón.

4. Selección del sistema

Rodriguez Ros selecciona los Principios y Métodos para la Reparación y Protección, y las prestaciones requeridas de los productos adecuados se definen de acuerdo con las Partes 2 a 7 de UNE-EN 1504 y con la Parte 10: Aplicación de Productos y Sistemas y Control de Calidad de los Productos. Es importante que todos los trabajos de evaluación y especificación no sólo consideren las prestaciones de los productos a largo plazo, sino que los materiales de reparación propuestos no tengan reacciones físicas ó químicas adversas con otros productos o sistemas, o con las estructuras de hormigón. Rodriguez Ros ejecuta los trabajos con productos y sistemas que cumplen con la Norma UNE-EN 1504.

¿Reparación y Protección del Hormigón?

Somos la Solución

Solicita Presupuesto